La importancia de la convivencia familiar

Fuente: http://www.nvinoticias.com/nota/13162/importancia-de-la-convivencia-familiar

Es importante que exista dentro del hogar el tiempo para compartir y convivir ya que de esa una manera los hijos tendràn valores humanos, además de fortalecer la unión y las relaciones familiares.
Las buenas relaciones entre los miembros de la familia son de gran importancia para que exista una buena convivencia y educación de los menores, que luego reflejarán en su vida adulta, principalmente en los ámbitos sociales y laborales. Pasar tiempo juntos con los hijos, ya sea al comer, cenar, jugar o al realizar cualquier tipo de actividad, es una manera de convivir en familia.
CONSEJOS
Tiempo de calidad: Muchas veces se tiene un enfoque erróneo sobre el tiempo de calidad, no se debe confundir calidad con cantidad, ya que no por compartir 10 horas con tu familia, quiere decir que sea un excelente tiempo, con 30 minutos dedicados a disfrutar y compartir con algún miembro de la familia, sentirá que valió la pena y querrás hacerlo más a menudo.
Aprender a escuchar: Muchos disfrutamos hablando sin parar, pero, ¿nos hemos detenido a pensar lo que la otra persona siente? a los seres humanos nos gusta comunicarnos, pero lo hacemos de una forma equivocada, hablamos sin parar y no dejamos que los otros participen.
Establecer la tradiciòn de comer juntos: En los últimos años, todos los avances tecnológicos y la pérdida de valores, han generado un horrible fenómeno, el cual es “cada quien come donde desea”, los niños comen en su habitación viendo televisión, incluso papá y mamá pueden comer “juntos” en la sala, pero atendiendo otras cosas. Nos hemos olvidado lo bonito que era que mamá llamara diciendo “hijos vengan a cenar” y salir corriendo a lavarse las manos para sentarse a comer con papá y mamá, compartir tu día con ellos, reír o quedarse callados al saber que a alguien le fue mal, sentir esa empatía con tu familia. Aprendamos a compartir, saber apagar el televisor, el celular o la computadora para convivir en familia.
Arreglar la casa : Es muy importante que los menores sigan ejemplos y participen, ellos puede sacudir algunos muebles, guardar sus juguetes o arreglar su recamara.
Realizar algún deporte: Los padres deben alentar a sus hijos a que constantemente estén activos y que mejor dándoles un buen ejemplo, por ello, es recomendable planear actividades físicas en donde toda la familia participe, además de ser muy saludable propicia un acercamiento y una comunicación más directa con ellos. Se puede comenzar a realizar una lista de actividades que se pueden hacer dentro de casa, por ejemplo: ejercicios de estiramiento y aerobics.
Jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar las pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas de cada miembro pueden estar en algún código a descifrar.

5 tips para mejorar la convivencia familiar

Fuente: https://blog.up.edu.mx/prepaup/como-mejorar-convivencia-familiar

El hogar es un ambiente propicio para que, tras varios años de convivencia y conocimiento entre sus miembros, se desarrollen valores de amor y unión familiar pero también de respeto al espacio de cada uno, todo ello mediante la adopción de actitudes de armonía, cooperación, tolerancia y honestidad.

Por otro lado, cuando se presentan conflictos en la familia éstos pueden influir en el comportamiento y el desarrollo personal de cada uno de los miembros. En niños y adolescentes, los problemas en el hogar impactan en diferente grado su desempeño escolar y sus relaciones personales.

Ten siempre presente que la forma en la que tu hijo convive en el seno familiar es fundamental para determinar el tipo de relaciones en las que se involucra, así como las decisiones que toma en otros ambientes sociales.

Si en tu casa no sabe cómo comunicarse contigo o con sus hermanos, es probable que también le cueste hacer lo mismo con personas no familiares.

Con el fin de promover relaciones familiares sanas, aquí te compartimos cinco consejos y normas de oro para la convivencia en el hogar:

1. Favorecer la comunicación

Hablar con honestidad y sinceridad evita que las emociones se antepongan a la razón. Seguramente has tenido alguna discusión acalorada con tu hijo en la que él o tú han cedido al enojo, sin antes detenerse a conocer qué es lo que exactamente sucedió y las razones de ese estado de ánimo.

Para evitar estas situaciones es bueno trabajar en una buena comunicación basada en el diálogo, charlas cotidianas y reuniones familiares.

<< 4 actitudes que mejorarán la comunicación con tu hijo >>

2. Respetar el tiempo del otro

Planificar y organizar en horarios y roles las actividades y responsabilidades en el hogar, es un consejo básico para mejorar la convivencia.

Además, con el paso del tiempo los miembros van desarrollando actividades independientes a las del resto, por lo que es importante tomar en cuenta los compromisos de cada integrante para planear.

3. Tolerar los gustos diferentes

Para conseguir una buena convivencia familiar, es imprescindible que padres e hijos respeten la individualidad de cada uno. Por ejemplo, cada quien tiene derecho a expresar sus gustos dentro de su propio dormitorio, así como en la forma de vestir y arreglo persona.

4. Mantener el orden

El respeto por los espacios compartidos es fundamental en una convivencia sana. Generalmente, los conflictos surgen por compartir estos espacios en forma desordenada. Por el contrario, el orden permite a los integrantes sentirse respetados e igualmente los hace ser respetuosos con los espacios y pertenencias del resto de la familia.

Pero el orden debe estar presente no sólo en las cosas, la ropa o la habitación, sino en la vida, las acciones y las actividades. La estructura familiar se reconocerá desde un principio y tu hijo adquirirá fortaleza y seguridad mental. También tendrá confianza en sí mismo, podrá solucionar sus tareas y labores con mayor facilidad, y su atención y concentración serán mayores.

5. Pasar tiempo en familia

No basta con tolerar y respetar al otro: para conseguir una buena convivencia familiar, los miembros de tu familia se deben conocer. Esto implica compartir tiempo de ocio y participar en actividades que propicien la alegría y el disfrute colectivo.

También puedes organizar noches familiares una vez a la semana para jugar con videojuegos o juegos de mesa, platicar o resolver algún tema importante entre todos, o sólo cenar. Lo importante es destinar un espacio a la convivencia familiar que sea un compromiso tan importante como asistir a la escuela o al trabajo.